RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (9)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Mayo de 1979
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Filatelia - por Ignacio A. Ortiz Bello
Bolívar y la filatelia
por Ignacio A. Ortiz-Bello (AHPFN)
 
Bolívar y la filatelia
 
Salvo dos o tres países de Hispanoamérica que en varias ocasiones han honrado la figura de Simón Bolívar, puede decirse que no se le ha conferido a Bolívar la importancia que su vida y labor merecen. Ya en otra ocasión me refería al hecho de que Roosevelt, Lincoln y Kennedy han aparecido en sellos de más países hispanoamericanos que Bolívar.

Recientemente y con bastante retraso, me llega desde España un boletín en el cual se anuncia el cese de las emisiones llamadas de la Hispanidad, serie que anualmente se emitía en Octubre, tomando su lugar la que se conoce desde Octubre de 1978 por serie de América-España, compuesta por dos sellos y que nos trae la agradable sorpresa de estar dedicados al General José de San Martín, el valor de 7 pesetas, y al Libertador Simón Bolívar el de 12 pesetas.

En Julio de 1958, los Estados Unidos dedicaron dos sellos de la serie Campeones de la Libertad a Simón Bolívar.

Aunque no creemos en la necesidad de que otros vengan a señalarnos pautas, sí creemos firmemente en la imitación y aceptación de buenas costumbres vengan de donde vengan, motivo por el cual recomendamos imitar a filatelistas norteamericanos y europeos en el coleccionismo de todo sello relacionado con figuras de su historia, y nosotros los hispanoamericanos tenemos en Bolívar, Martí, San Martín, Hidalgo y otros muchos, una cantera inagotable de hombres grandes de América, honrados en los sellos de unos pocos países, pero que pueden ser una temática muy interesante para el coleccionista.

Simón Bolívar, que ganara para la posteridad el nombre de El Libertador, nació de una familia de origen español en la Ciudad de Caracas, Venezuela, en el año 1783. Gran parte de su educación la adquiere en Madrid, allá contrae matrimonio, enviuda al poco tiempo, viaja por varios países de Europa y los Estados Unidos, regresa a Venezuela y con el grado de Coronel se incorpora al ejército estando al lado de Francisco Miranda cuando la torna de Valencia.

Poco después, siendo comandante de Puerto Cabello, hubo de entregar la plaza a los realistas y seguidamente, como resultado de varios reveses Se vio obligado a huir a Curazao y a Cartagena de Indias, desde donde lanzó su "Memoria dirigida a los ciudadanos de la Nueva Granada por un "caraqueño". Tras una serie de combates afortunados, entró en Caracas en 1815; durante un tiempo logra vencer las iniciativas realistas, pero nuevamente se ve forzado a abandonar la ciudad y se refugia en Haití. Luego pasa a Barcelona y allí organiza un gobierno provi1sional, conquista Angostura y en el II Congreso de Venezuela celebrado en esta ciudad se le confirmó como jefe absoluto. Atravesó los Andes, ocupa Tunja y vence en Bocayá, acrisolando en su mente la creación de una gran nación que comprendiera a Venezuela, Colombia, Ecuador y Panamá.

Gana batallas, los realistas reinician la guerra, se bate heroica y triunfalmente en Carabobo, conquista Puerto Cabello y entra nuevamente a Caracas. El 30 de Agosto de 1821, se aprueba la constitución de Colombia y se nombra a Bolívar como Presidente.

Días de gloria y días de pena han de transcurrir en la vida de este Grande de América; unas veces en la dura tarea de libertar y crear naciones, otras en la más dura aún de gobernar y dirigir a sus pueblos.

El Libertador, Simón Bolívar, casi solo, enfermo, desilusionado, falleció en San Pedro Alejandrino el 17 de Diciembre de 1830.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 32 - Mayo 1979 - Número 5

Leida : 6389 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus