RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (9)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Noviembre de 2006
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
EL Teléfono se inventó en Cuba
Antonio Meucci Por Ignacio A. Ortiz-Bello

Raúl Pérez trabajó para la Compañía Telefónica de Cuba, allá todos lo conocían por "el americano". Su hija Martica Pérez Gutiérrez es hija de mi prima Marta Gutiérrez Bello. El ya fallecido Raúl Pérez, trabajó para la compañía de teléfonos, a principios del exilio, aquí en Miami. Raúl Pérez es el inventor de un aparato que utilizan los trabajadores telefónicos, esos que vemos encaramados en los postes telefónicos pero, como trabajaba para la compañía de teléfonos, nunca se le reconoció su invento.
Antonio Meucci
Antonio Meucci era un italiano, de Florencia, nacido en esa ciudad por el año de 1807. Meucci vino a La Habana entre 1835 y 1840. Junto a otros italianos, estaban contratados para perfeccionar trabajos de acústica en el Teatro Tacón. Parece que la esposa de Meucci era bastante enfermiza y, con el objeto de poder comunicarse con su esposa, en habitación no muy lejana de donde él trabajaba, inventó un aparato electrónico de comunicación, su "teletrofono" para mediante cables y electricidad, llevar su voz hasta donde se encontraba su amada enferma.

       Una vez terminado su trabajo en el Teatro Tacón de La Habana, por la cercanía y el atractivo que la ciudad de New York ejercía sobre los italianos, decide junto a su esposa, año de 1845, emigrar hacia la gran ciudad. Nosotros los cubanos y, casi todos los que esto leen, sabemos las penurias que un inmigrante pasa al llegar a tierras extrañas, sin amigos, sin dominar el idioma, con una esposa enferma; solo cargado de proyectos e ilusiones.

       Con el poco dinero que tenía, Meucci trato de patentar su invento pero, el alto costo del proceso de patentar, sólo le permitió obtener un Caveat o "descripción de un invento no perfeccionado todavía, archivada en la Oficina de Patentes en Washington", documento provisional hasta poder conseguir el dinero para el tramite de patente.

       Pero el tiempo pasa, la situación económica y de salud no le favorecen, hay que resolver la situación y Antonio Meucci decide, en 1874, entregar toda la información de su "teletrofono"a la empresa Western Unión Telegraphs.

       En 1876, el gran falsante Alexander Graham Bell, el mismo que todos reverenciamos y homenajeamos como gran inventor, obtiene patente oficial por su "teléfono", pasando hasta nuestros días como uno de los hijos predilectos de la nación americana. Antonio Meucci, a quien nunca se le reconoció su invento, murió pobre en 1889, sin que nadie le reconociera su talento, abandonado de todos, traicionado por la Western Unión Telegraph y Alexander Graham Bell.

       Muchos años han pasado, pocos hemos sido los que nunca abandonamos la causa de un reconocimiento a Meucci, ya muchos decían que era causa perdida pero, no ha sido así, sus compatriotas italianos "siempre lo reconocieron como inventor del teléfono", los que se agrupan en derredor del Músico Italiano de New Jersey a la cabeza y otros, tras muchos años de lucha, consiguieron que se revelaran los turbios manejos de Alexander Graham Bell cuando trabajaba en los Laboratorios de la Western Unión.

       Alexander Graham Bell ha quedado desprestigiado, como un gran falsante, se ha hecho justicia y, en sesión de 15 de Junio de 2002, el Congreso de los Estados Unidos de América, en su 107th. CONGRESS, 1st. session, Resolution 269, reconoce que: Antonio Meucci, Invento en La Habana y perfeccionó en New York, un aparato electrónico de comunicación al que llamó "teletrofono".

       Así mismo, en esta Acta del Congreso, se aclara que Graham Bell trabajaba en el mismo laboratorio donde se encontraba el proyecto de Meucci. Terminan pidiéndose reconzca a Antonio Meucci como el inventor.

Fuente: Ignacio A. Ortiz-Bello - Noviembre 2006
Leida : 12533 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus