RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (9)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Agosto de 1993
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Filatelia Europa por Ignacio A. Ortiz Bello
No sé que cosa es mejor, si cuando las cosas marchan bien o cuando las cosas andan mal. De nada nos sirve usar la lógica cuando tratamos de hacer una apreciación o cuando analizamos los acontecimientos filatélicos en la Europa de hoy (que nada tiene que ver con la Europa de ayer) tan compleja y variante.

       Aunque no entiendo la mayoría de los idiomas que se hablan en Europa, soy un apasionado" hojeador" de revistas filatélicas y no filatélicas que se editan en Europa, y como tengo tantos amigos y clientes trabajando en líneas aéreas, mensualmente leo una gran cantidad de información que me sirve para estar al tanto de cómo anda nuestro mundo filatélico.

       Yo sé que cuando los negocios andan mal hay que arremeter con propaganda, hay que organizar ferias, hay que enviar cartas, hay que ponerse donde todos lo puedan ver a uno e insistir en el logro de mejores resultados. Pero esto no quiere decir que cuando todo va bien hay que hacer todo lo contrario. Yeso es lo que está sucediendo. Las cosas, filatélicamente hablando, están marchando demasiado bien, más que muy bien, para las administraciones postales y los comerciantes filatélicos, para todos los que de una u otra manera lucran con la filatelia y, seamos más amplios, los que lucran con toda clase de coleccionables, como son: los sellos, monedas, billetes, loterías, postales, teletarjetas, libros, grabados, pinturas y una legión de muchas otras cosas.

       Nunca en los países europeos se vieron tantas casas filatélicas; hoy día es raro que una ciudad europea de importancia no cuente con un mercadillo o feria filatélica dominical. Nunca hubo en !os países europeos tantas asociaciones filatélicas comerciales y de coleccionistas; hoy día la prensa filatélica independiente cuenta con más publicaciones que nunca antes y, abran bien los ojos, NUNCA se vio envuelto en el comercio filatélico europeo más dinero y en mayores cantidades que ahora, cuando llevar a vender a Europa es la salvación de muchos comerciantes en otras latitudes.

       Y eso que tratan los negocios como si hubieran vendido tanto que no les interesara hacer una operación comercial más.

       Cuando España emitió un sello de 500 pesetas, acompañado por otros de 100 y 200 pesetas, pensamos que resultaría de gasto excesivo para los coleccionistas españoles. Pero ahora Inglaterra (Gran Bretaña) recién lanzó un sello de 10 libras (US$14,50) y todos de lo más contentos con agregar esta pieza a su colección. Las hojitas de Colón, comunes a los Estados Unidos, España, Portugal e Italia (sólo España no utilizó un facial alto) se vendieron rápidamente y hoy valen más del doble a sólo un año de emitidas. Todo se compra, todo se vende, todo se acaba ya diario aparecen más coleccionistas ávidos de obtener lo que no tienen.

       La temática EUROPA que comenzaran en el año 1956 con Alemania Occidental, Bélgica, Francia, Holanda, Italia y Luxemburgo, totalizando seis países, ahora la integran 40 países y se mantiene con mucha solidez y pujanza, lo cual ha servido para respaldar a la naciente temática AMERICA-Upaep, casi una versión americana de la temática EUROPA, siendo España y Portugal los únicos países europeos integrantes de nuestra temática iberoamericana.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 46 - Agosto 1993 - Número 8
Leida : 5924 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus