RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (9)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Abril de 1977
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
FILATELIA
Por Ignacio Ortiz-Bello (AHPFN)
Joyas Filatélicas de Hispanoamérica
En nuestra crónica del pasado mes de marzo, para complacer a varios de nuestros lectores, tratamos sobre los sellos más raros o valiosos del mundo, tema que ha sido necesario continuar este mes, en crónica aparte, para hablar de otros sellos, muy raros y valiosos, emitidos por países de Hispanoamérica.
Todos estos sellos, fueron exhibidos durante la Exhibición Internacional del Bicentenario de los Estados Unidos, celebrada en la ciudad de Philadelphia, los días 20 de mayo a 6 de junio de 1976.
Corresponde a Honduras, el honor de contar con el sello más raro, valioso y famoso de los emitidos en Hispanoamérica; creado por el Dr. T.C. Pounds durante la primavera del año 1925, con el fin de colectar sus honorarios por el servicio aéreo, por él establecido, entre las ciudades de Tegucigalpa y Puerto Cortés, utilizando para ello el sello de 10 centavos, impreso en azul negro el año de 1915 y que muestra el Puente Ulúa, imprimiéndole en color negro la sobrecarga "Aero Correo"
Honduras, sello aéreo de 1925Honduras, sello aéreo de 1925
De los sellos sobrecargados, es el habilitado para 25 centavos, del cual se supone existían 4 ejemplares, pero que sólo se conoce éste que mostramos, el sello más valioso de Hispanoamérica y uno de los sellos aéreos más cotizados en el mundo.
Famosos filatelistas de varios países del mundo se han disputado la posesión de este sello; recordamos cuando en 1961 fue vendido en New York al Sr. Lilly por el comerciante y gran admirador de Hispanoamérica, Sr. F. W. Kessler. Actualmente, es propiedad del Sr. Jared L. Jonson, de la casa filatélica Chandler's Inc. Quien hizo posible su exhibición en INTERPHIL '76
Sólo se conoce la existencia de dos parejas "tete-beche", de estos sellos con un valor facial de 180 céntimos, emitidos por Uruguay el año de 1858. La impresión de los mismos, se efectuó en hojas de 78 sellos, sin perforar, formando 13 hileras de sellos cada una; habiéndose invertido durante la impresión uno de los diseños, formándose de esta manera la pareja "tete-beche" que nos muestra la foto. Formando parte de la Colección Tapling, se encuentra en el Museo Británico una de las dos parejas "tete-beche" existentes, siendo la otra ésta, que miles de filatelistas admiraron en Philadelphia.
Uruguay, tete-beche de 1858, 180 céntimos
Uruguay, tete-beche de 1858, 180 céntimos
Argentina, tete-beche de 1862, 15 centavos
Argentina, tete-beche de 1862, 15 centavos
Emitidos por la recién creada "República Argentina", fueron impresos en Buenos Aires por la casa litográfica R. Lange, el 11 de enero de 1862, varios sellos con las denominaciones de uno, diez y quince centavos, todos ellos mostrando el Escudo de la República.
Por descuido de la casa impresora, el primer sello de la segunda hilera, valor de 15 centavos en color azul claro, fue impreso de manera invertida, formando una pareja "tete-beche" de gran valor y de la que solo se conocen actualmente la existencia de tres ejemplares.
Durante casi 100 años, esta pareja "tete-beche" que en nuestra crónica pueden apreciar, permaneció olvidada formando parte de la colección del Duke de Polignac, un entusiasta filatelista, quien durante las décadas de 1850 y 1860 recorriera las estafetas de correo del mundo en busca de bloques y parejas.
Constituyendo uno de los sobres franqueados más valiosos del mundo, el que mostramos en esta crónica corresponde a Chile, luciendo en el mismo un bloque de 14 sellos, con valor facial de 5 centavos, emitidos en el año de 1854, Estos sellos, impresos durante los años que van de 1853 a 1865, fueron impresos tanto en Londres como en Santiago, constituyendo los de 5 centavos, impresos por el sistema de litografía y no por el de grabado -como fueran impresos en su mayoría- los sellos clásicos chilenos que más escasean.
Si bien se pueden encontrar en "múltiples" de hasta 5 ejemplares, este bloque de 14 sellos es extremo valioso, más, caso curioso de contar, el mismo fue hallado en un "Mercado de las Pulgas" o "rastro" de París, poco después de la Segunda Guerra Mundial, y adquirido por el coleccionista residente en New York Sr. John F. Rider, filatelista que en aquel entonces poseía una de las mejores colecciones de sellos chilenos del mundo.
En la actualidad, este sobre o cubierta, es propiedad del Dr. Norman S. Hubbar, autor del trabajo "Los Aristócratas", aparecido en la revista de la American Philatelic Socíety correspondiente al mes de mayo de 1976, en el cual describe las "Joyas filatélicas" que fueran puestas en exhibición durante INTERPHIL '76, trabajo que hemos utilizado para la confección de esta crónica.
Chile, sobre franqueado. Sellos de 5 ctvs. de 1854
Chile, sobre franqueado. Sellos de 5 ctvs. de 1854

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 30 - Abril 1977 - Número 4

Leida : 15096 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus